Así fue la tángana en el Lakers – Pistons

Así fue la tángana en el Lakers – Pistons

La victoria de Los Angeles Lakers frente a Detroit Pistons no calmó los ánimos, ni mucho menos, en el vestuario del equipo angelino. La tensión que están viviendo tras unos partidos muy dubitativos translució en una de las imágenes del encuentro, nada edificante, que tuvo a LeBron James como protagonista.

Corría el tercer cuarto y los Lakers iban 11 abajo cuando Jerami Grant anotó un tiro libre, mientras esperaban al borde de la línea los jugadores de ambos equipos para un eventual rebote. A la izquierda del lanzador estaban James e Isaiah Stewart, que ya se las habían tenido durante el encuentro, y en la refriega de brazos y manotazos para intentar quitarse de encima al otro, la estrella de los Lakers perdió los nervios y le tiró el codo.

El impacto sobre la cara de Stewart le dejó con el labio y la ceja sangrando, lo que inmediatamente le hizo enfurecer. Se encaró con LeBron, que tras intentar pedir perdón acabó respondiéndole de igual manera diciéndole de todo: la tángana estaba servida.

Los jugadores de uno y otro equipo tuvieron que separarles, especialmente a un Stewart que, enfurecido, fue directo hacia su rival. Le tuvieron que sujetar entre varios compañeros, miembros de seguridad y hasta el cuerpo médico de los Pistons, mientras que os jugadores de los Lakers intentaban hacer lo propio con un Russell Westbrook que también se calentó de más.

El incidente se saldó con ambos contendientes expulsados: Stewart por «varias acciones antideportivas durante el altercado» y LeBron por «contacto innecesario y excesivo por encima del hombro», según explicó el árbitro principal, Scott Foster. A Westbrook le cayó una técnica también.

Deja una respuesta