Bolsonaro recibe una medalla en la Cámara de Diputados de Brasil en medio de gritos de «genocida» y «mito»

Bolsonaro recibe una medalla en la Cámara de Diputados de Brasil en medio de gritos de «genocida» y «mito»

Una diputada del Partido de los Trabajadores lanzó duras críticas contra el mandatario poco antes de que recibiese la condecoración.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, recibió este miércoles la medalla al mérito legislativo en medio de gritos de «genocida», que lanzaron sus rivales, y de «mito», que corearon sus seguidores, durante una ceremonia que tuvo lugar en la Cámara de los Diputados en Brasilia. 

Justo antes de que se le entregase la condecoración, la segunda presidenta del Congreso Marília Arraes, del Partido de los Trabajadores (PT), ofreció un duro discurso con críticas al mandatario. 

«Como sabemos el Poder Ejecutivo, elegido de manera mayoritaria, debería comportarse como representante del pueblo», comentó la diputada, quien agregó que «muchas veces ese mismo pueblo no se comporta de forma democrática y se levanta contra la propia democracia alentado por líderes populistas y autoritarios«.

Después, Arraes mencionó el estudio ‘Estado global de la democracia’, publicado recientemente en Estocolmo, Suecia, en el que se destaca que Brasil registró un «mayor declive democrático» durante el año pasado. 

«El documento nombra al presidente de la República y señala sus amenazas de incumplir las decisiones de la Corte Suprema, su intento de borrar a las voces críticas, la difusión de noticias falsas y su mala gestión de la pandemia», aseguró.

Bolsonaro recibió la medalla por el presidente de la Cámara, Arthur Lira, y no hizo ninguna alusión a los comentarios de la diputada y tampoco sobre los gritos que se escuchaban.

La medalla del mérito legislativo fue creada en 1983 y está destinada a personas o entidades que realizaron algún servicio relevante al Poder Legislativo o por su influencia en el país. Otros de los homenajeados fueron el papa Francisco, el ministro de Asuntos Exteriores, Carlos França, o el fotógrafo Sebastião Salgado.