Científicos identifican un nuevo factor que podría haber contribuido a la mayor extinción de los últimos 500 millones de años

Científicos identifican un nuevo factor que podría haber contribuido a la mayor extinción de los últimos 500 millones de años

La extinción masiva del Pérmico-Triásico eliminó entre el 80 al 90 % de las especies terrestres y marinas que habitaban la Tierra en ese momento.

Un equipo de científicos descubrió que posiblemente un ‘invierno volcánico’ contribuyó a un evento de extinción masiva hace 250 millones de años, según comunicó la Universidad de Nueva York. 

La investigación publicada en la revista Science Advances analizó la extinción masiva del Pérmico-Triásico, que fue el evento de extinción más grave en los últimos 500 millones de años, eliminando del 80 al 90 % de las especies terrestres y marinas. 

Este hecho fue analizado durante décadas por la comunidad científica, que intentó identificar sus causas. Muchos investigadores apuntaron, como principal causa, a la propagación de vastas inundaciones de lava a través de lo que se conoce como las Trampas Siberianas, una gran región de roca volcánica en Siberia, Rusia. Estas erupciones causaron tensiones ambientales, incluido un gran calentamiento global provocado por las emisiones volcánicas de dióxido de carbono, y en consecuencia la reducción de la oxigenación de las aguas del océano, lo que ocasionó la asfixia de la vida marina. 

Un nuevo factor como responsable de la catástrofe ecológica

En contraste, el análisis de minerales en el sur de China efectuado por el grupo de los científicos arroja que las erupciones volcánicas podrían haber ocasionado un ‘invierno volcánico‘ que redujo drásticamente las temperaturas de la Tierra, un cambio que se sumó a los efectos ambientales resultantes de otros fenómenos en ese momento.

Los investigadores encontraron depósitos minerales en la tierra, en la región del sur de China, en particular cobre y mercurio, cuya edad concuerda con la extinción masiva del Pérmico-Triásico en localidades no marinas. Específicamente, estos depósitos presentaban anomalías en su composición, probablemente debido a emisiones ricas en azufre de erupciones volcánicas cercanas y estaban cubiertos por capas de ceniza volcánica.

El estudio sugiere que un período de invierno volcánico habría bajado drásticamente las temperaturas en todo el mundo, posiblemente adelantándose al período más largo de calentamiento que seguiría. «Los aerosoles atmosféricos de ácido sulfúrico producidos por las erupciones pueden haber sido la causa de un enfriamiento global rápido de varios grados, antes del gran calentamiento observado en el intervalo de extinción masiva del Pérmico-Triásico», explicó uno de los autores del trabajo, Michael Rampino.

Los resultados del equipo arrojaron que las erupciones de las trampas siberianas no fueron la única causa de la extinción masiva del Pérmico-Triásico, y que los efectos ambientales de las erupciones volcánicas en el sur de China y en otros lugares podrían haber jugado un papel vital en la desaparición de varias especies.

Si te ha parecido interesante, ¡compártelo con tus amigos!

Deja una respuesta