Comprar vivienda en pleno récord del ladrillo: «Nunca he visto nada igual. Si te gusta una casa, o cierras la compra enseguida o la pierdes»

Comprar vivienda en pleno récord del ladrillo: «Nunca he visto nada igual. Si te gusta una casa, o cierras la compra enseguida o la pierdes»

MARÍA HERNÁNDEZ | GABRIELA GALARZA (GRÁFICOS)

Madrid

Actualizado Martes,
16
noviembre
2021

02:10

Mercado 1.780 casas vendidas al día: septiembre marca el máximo histórico desde el ‘boom’ inmobiliario de 2008

Matías (35) y Raquel (31) acaban de firmar las arras de su futuro hogar en Moratalaz, el mismo barrio de Madrid en el que viven de alquiler desde hace más de tres años. «Comenzamos a notar mucho movimiento en el mercado y veíamos que también empezaban a subir los precios, así que pensamos que éste era el momento de comprar». ¿El precio? 225.000 euros por un piso de tres habitaciones y 90 metros cuadrados.

Activaron los filtros de búsqueda el pasado mes de septiembre y, pese a la rapidez, llegar a las arras no ha sido fácil. «Encontramos un primer piso y cuando estábamos a punto de firmar, los propietarios se echaron para atrás. Creemos que fue porque querían subir el precio», cuenta en conversación con EL MUNDO. Volvieron a buscar y esta vez sí fue la definitiva. «Nos lo gestionaron a través de una agencia y después de pagar los costes, no nos queda dinero para una reforma que queríamos hacer». Tendrán que esperar, pero están satisfechos.

Su transacción pasará a formar parte de las estadísticas que reflejan el fervor por ser propietario en España a raíz de los confinamientos por coronavirus. El mercado residencial vive una nueva etapa dorada en la que la eclosión se manifiesta en forma de récords continuos. El último se dio el pasado mes de septiembre, cuando las compraventas alcanzaron un total de 53.410 operaciones, un 40,6% más que el mismo mes de 2020 (teniendo en cuenta que en aquel momento el mercado todavía estaba asimilando el impacto del Covid-19) y un 7,1% más respecto a la cifra de agosto.

Es la mayor cifra de operaciones efectuada en cualquier mes desde abril de 2008 (54.801), cuando España apuraba el anterior boom inmobiliario. Y es también la mayor cifra en un mes de septiembre desde 2007. Además, el número de transacciones supera por segunda vez este año las 50.000 y eleva el cómputo anual a 421.267. «Esto supone que los ciudadanos le dan mucho valor a la vivienda e indica que el interés por comprar continúa muy latente en la sociedad», explica María Matos, directora de Estudios y Portavoz de Fotocasa.

José Luis (45) y su pareja son un ejemplo de ese interés. Residentes en Madrid, hace apenas tres semanas que firmaron las arras de su nueva vivienda en Ibiza. «Llevábamos yendo 14 años de vacaciones allí y queríamos tener nuestra propia casa. Empezamos a buscar ya antes de la pandemia y cuando llegó el coronavirus pensamos que tal vez sería más fácil, porque los precios bajarían y habría menos demanda por parte de compradores extranjeros». La realidad, sin embargo, les demostró todo lo contrario.

«Hay vendedores que han retirado las casas del mercado para asegurarse una segunda residencia en caso de nuevos confinamientos y las que no se han quitado de circulación, se han disparado de precio», cuenta por teléfono a este diario.

Baleares, con una subida del 47,3%, es una de las regiones donde más crecieron las operaciones de compraventa el pasado mes de septiembre, mientras los precios se han encarecido un 3,9% en lo que va de año, según el Índice de Precios de Vivienda (IPV) del INE correspondiente al segundo trimestre de 2021.

«Nunca he visto nada como lo que está pasando ahora. Si te gusta una vivienda, o cierras la compra enseguida o la pierdes», describe José Luis.

Lo que está pasando ahora, según su experiencia, es que las viviendas del rango que ellos miraban (entre 1 millón y 1,5 millones de euros) ni siquiera se anuncian en los portales inmobiliarios más conocidos porque las agencias directamente tiran de las listas de clientes que han contactado previamente con ellas. «Hay más gente dispuesta a comprar que gente dispuesta a vender. Es exagerado», comenta.

A cientos de kilómetros de distancia, la experiencia de Rafael (43) es muy similar. Rafa y su pareja cerraron hace dos semanas la compra de su vivienda en Villaviciosa de Odón (Madrid), un chalé independiente de obra nueva que les ha costado casi 1 millón de euros. «A raíz del confinamiento, queríamos algo más grande y con más espacio», comenta en conversación con EL MUNDO.

Cuenta también que les ha costado encontrar algo que cumpliera sus requisitos. «Hay poca oferta y nos ha costado encontrar algo que encajase con lo que queríamos», apunta. Buscaban sin prisas pero sin pausa. «Viendo la tendencia del ahorro acumulado durante la pandemia, los tipos bajos y la inflación, teníamos claro que el mercado inmobiliario es el sitio en el que hay que estar», explica.

La vivienda sigue siendo el refugio para muchos inversores y pequeños ahorradores en España y eso explica buena parte de la eclosión del mercado residencial en el país a raíz de la pandemia. «La estadística pone de manifiesto el buen momento por el que pasa el sector inmobiliario y cómo el apetito de los compradores creció al término de la época estival, apoyado en los bajos tipos de interés y los ahorros récord de las familias», añade Francisco Iñareta, portavoz del portal inmobiliario Idealista.

Las comunidades donde más creció la compraventa de casas en septiembre fueron Navarra (68,3%), País Vasco (55,9%) y Andalucía (54,9%), regiones donde el IPV recoge incrementos de 3,2, 2,1 y 2,8 puntos, respectivamente, en lo que va de año.

La única comunidad con tasa de variación negativa en las compraventas es Extremadura (-2,4%), mientras que el Principado de Asturias (1,4%) y Región de Murcia (19,7%) registran los menores aumentos.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más