Con uniformes de las SS y una maqueta de un bombardero nazi: miembros de una escuela policiaca en Colombia provocan un escándalo internacional

Con uniformes de las SS y una maqueta de un bombardero nazi: miembros de una escuela policiaca en Colombia provocan un escándalo internacional

Las embajadas de Alemania, Israel y EE.UU., así como el presidente Iván Duque, han condenado con contundencia lo sucedido.

La divulgación de imágenes de miembros de una escuela de policías colombianos que usaron prendas y simbología nazi durante un acto desató una fuerte polémica en Colombia. El director de la institución policial fue destituido tras la expresión de rechazo por lo ocurrido de las embajadas de Alemania e Israel en ese país.

En la página de Facebook oficial de la Policía Nacional de Colombia se publicaron varias fotos de la actividad «cultural» que se llevó a cabo en la Escuela de Policía Nacional Simón Bolívar, del municipio de Tuluá, en el departamento del Valle del Cauca, como parte de la conmemoración de la ‘Semana de la Internacionalización’.

En la serie de gráficas, que ya fueron eliminadas de la cuenta oficial de la Policía en la plataforma, se observa a una persona disfrazada de Adolf Hitler y otras con los uniformes militares y brazaletes con esvásticas utilizados por las Schutzstaffel (SS). Además había una maqueta de un avión bombardero usado en la Segunda Guerra Mundial.

Duque, Alemania e Israel

El rechazo por esta actividad ha sido contundente entre las autoridades colombianas y las misiones diplomáticas de Alemania, Israel y EE.UU.

El presidente colombiano, Iván Duque, escribió en su cuenta de Twitter que «cualquier apología al nazismo es inaceptable» y que «el antisemitismo no tiene cabida en el mundo».

Estas declaraciones ocurren casi dos semanas después de su visita oficial a Israel para revisar temas de comercio bilateral, tecnología y seguridad. En el contexto del viaje se generó otra polémica por las declaraciones de su ministro de Defensa, Diego Molano, quien afirmó desde ese país que Irán y Hezbolá eran «el enemigo común«, que posteriormente tuvieron que ser desmentidas por el mandatario y la vicepresidenta, Marta Lucía Ramírez.

Tras el tuit de Duque, Philip Goldberg, embajador en Bogotá de EE.UU., país aliado de Colombia en la región, le respondió por esa vía que «ninguna explicación es suficiente«.

Previamente, el embajador de Alemania en Colombia, Peter Ptassek, publicó un trino con un comunicado emitido por la embajada de su país junto a la de Israel donde expresan «su total rechazo a cualquier muestra de apología al nazismo».

«Eventos como este son y ofenden de manera directa a judíos y a todas las víctimas del régimen nazi», dice el texto, donde se agrega que «cualquier discurso de odio puede llevar a resultados trágicos, como los vividos atrás, durante la Segunda Guerra Mundial».

En este remitido ambas sedes diplomáticas hicieron un llamado al Gobierno y a las autoridades para que se hicieran las «investigaciones pertinentes y se sancionen a los responsables«. 

La respuesta de la Policía

En un video publicado en la cuenta de Twitter de la Policía Nacional, la directora nacional de Escuelas, Yackeline Navarro Ordóñez, leyó un comunicado emitido por la institución, adscrita al Ministerio de Defensa, donde se rechaza «enérgicamente cualquier acto de apología al nazismo». 

Navarro Ordóñez informó que se removió «de manera inmediata» al director de la Escuela de Policía Simón Bolívar y que la actividad «de carácter pedagógico» sobre Historia Universal fue hecha «de manera equivocada e inconsulta».

Explicó que los estudiantes recrearon escenas del periodo de la Alemania nazi y que la Policía rechaza con la «mayor vehemencia» la decisión tomada en la escuela porque «son hechos que van en contravía de la política institucional» de «respeto por los derechos humanos». «El uso del emblema nazi y la caricaturización del uniforme policial son inaceptables«, agregó.

Además, dijo que reforzarán la supervisión de las actividades académicas, «que bajo ninguna circunstancia pueden permitir este tipo de desaciertos».

En un trino de la Policía también se aclara que el Gobierno de Alemania «no tiene nada que ver con las actividades realizadas» ni fue invitado a ese evento.

La directora nacional de Escuelas se desplazará a Tuluá «para tomar medidas adicionales», refiere el comunicado.