Denuncian que el alcalde y su adjunto recién reelegidos en un municipio sudafricano son un violador de niños y un estafador convictos

Denuncian que el alcalde y su adjunto recién reelegidos en un municipio sudafricano son un violador de niños y un estafador convictos

Jeffrey Donson fue condenado por violación y atentado al pudor cuando ocupó el mismo cargo en 2008. Mientras, Werner Meshoa habría sido condenado a 18 meses de prisión por fraude y a cuatro años de suspensión, con 36 meses de arresto domiciliario, por obstrucción a la justicia.

En la localidad sudafricana de Kannaland, un violador de menores convicto y un estafador, también procesado, fueron reelegidos este martes como alcalde y alcalde adjunto, con el apoyo del partido gobernante Congreso Nacional Africano (CNA), informan medios locales.

El consejo municipal de Kannaland eligió como alcalde al líder del partido Organización Cívica Independiente de Sudáfrica (ICOSA), Jeffrey Donson, que fue condenado por violación y atentado al pudor cuando ocupó el mismo cargo en 2008.

Donson fue declarado culpable de violar a una joven de 15 años en 2004 y fue condenado inicialmente a cinco años de prisión. Posteriormente, apeló al Tribunal Superior de Cabo Occidental y, aunque no se anuló la condena, se redujo a una pena de prisión suspendida con una multa de 20.000 rands (poco más de 1.200 dólares), más el compromiso de asistir a un programa de rehabilitación para delincuentes sexuales.

Werner Meshoa, elegido como alcalde adjunto, también tiene antecedentes con la ley. Según un informe de la organización de derechos humanos Ground Up, el portavoz del consejo de Kannaland y miembro de ICOSA, habría sido condenado a 18 meses de prisión por fraude y a cuatro años de suspensión, con 36 meses de arresto domiciliario, por obstrucción a la justicia.

En un comunicado publicado este miércoles, la ONG Action Society insistió en que los habitantes del municipio de Kannaland deben ser informados sobre el historial de su recién reelegido alcalde. Asimismo, exigieron la destitución de ambos individuos.

«Uno de los puestos de trabajo mejor pagados del municipio es ocupado por un violador de niños y el otro por un estafador. Esto parece el argumento de un guión cinematográfico mal escrito. Violaremos a los niños y saquearemos los impuestos parece ser un eslogan apropiado para el equipo recién elegido», señaló Ian Cameron, portavoz de Action Society.