Directo: Pervas vuelve evitar el gol del Sevilla y mantiene con vida al Wolfsburgo

Directo: Pervas vuelve evitar el gol del Sevilla y mantiene con vida al Wolfsburgo

El Sevilla se mantiene con vida en Champions gracias a los goles de Jordán y Rafa Mir, después de doblegar al Wolfsburgo. Los de Lopetegui solo podían ganar y ahora tendrán que repetir los tres puntos en Salzburgo para confirmar su pase a los octavos de final.

En el arranque de partido los locales fueron los que llevaron la batuta y comenzaron sometiendo a los alemanes, amenazando desde el minuto 2 la portería rival. El Papu Gómez y las acciones aéreas fueron las mejores armas de los de Lopetegui para ponerse por delante en el encuentro, y en el primer cuarto de hora recibieron su premio.

Jordán adelantó a los hispalenses con un potente remate de cabeza tras un centro medido de Rakitic, logrando un gol que el Sevilla merecía. Siguió dominando el equipo rojiblanco, pero un trallazo de Mecha que desvió Bono y repelió el travesaño fue el punto de inflexión para que los germanos se viniesen arriba.

El Wolfsburgo comenzó a atacar con una presión más insistente que atascaba la creación de juego de los locales que, eso sí, seguían siendo una roca en defensa. Sin embargo, la única ocasión de ver otro gol antes del descanso volvió a ser de Jordán, que no controlo un balón en profundidad de Acuña ante la presión de Brooks.

Tras el descanso, los alemanes volvieron a meter una marcha más al partido y a amenazar la portería de Bono, con un Arnold muy presente en el partido, pero el Sevilla no se resignaba a dejar pasar el tiempo, buscando también aumentar su ventaja. Perdonó el segundo del Sevilla el Papu con una doble parada de Pervan para evitar el tanto.

El meta austriaco fue clave para mantener con vida a los suyos en la recta final del partido, con paradas vitales ante los disparos de Koundé y de Montiel, que hubiesen sentenciado el duelo para los sevillistas. Pidió penalti minutos más tarde al unísono el Wolfsburgo por mano de Diego Carlos en al área, pero ni el árbitro ni el VAR lo otorgaron.

Los minutos finales fueron una auténtica guerra, con el partido roto y los futbolistas desfondados. Apretó el equipo germano y amenazó la meta del Sevilla con una volea de Arnold, pero se quedó en un susto. Tras varias jugadas a balón parado en las que temblaba el Pizjuán, los de Lopetegui respiraron con el tanto en el 97 de Rafa Mir para sentenciar el partido y seguir con vida en la Champions.

Deja una respuesta