El campo español dice basta y se une al transporte en un «gran calendario» de movilizaciones

El campo español dice basta y se une al transporte en un «gran calendario» de movilizaciones

La crisis de suministros asfixia al campo español «Si cae el sector primario, caerá el país»

Estaban previstas para el primer trimestre del próximo año, pero los acontecimientos de las últimas semanas -sobre todo por la brutal subida de los costes de producción- han adelantado las hojas en el calendario. El campo español ha anunciado hoy un inminente periodo de movilizaciones coincidiendo además con la huelga prevista por el sector del transporte con la intención de realizar una gran llamada de atención al Gobierno de Pedro Sánchez y paralizar el país.

«El campo español vuelve a las carreteras» es el lema elegido por las tres principales organizaciones agrarias, ASAJA, COAG y UPA, que han anunciado «un gran proceso de movilizaciones de ámbito nacional». La convocatoria se fundamenta en «una confluencia de motivos que está poniendo en peligro la supervivencia de los agricultores y ganaderos y del propio medio rural español tal y como lo conocemos».

Los representantes de los agricultores y ganaderos aseguran que concretarán las convocatorias de protestas en próximas fechas, pero ya han advertido «que se celebrarán en numerosos puntos del territorio nacional durante el mes de diciembre» y algunas de ellas coincidirán con las anunciadas por los transportistas, «con quienes compartimos algunas de las reivindicaciones». Tampoco descartan que pueda celebrarse una gran manifestación en Madrid de agricultores, ganaderos y ciudadanos y ciudadanas del medio rural, incluidos, por ejemplo, los cazadores, que se ven tan agraviados por las medidas tomadas por el ejecutivo nacional en esta legislatura.

En Extremadura, esta semana se ha anunciado la convocatoria de movilizaciones para el próximo 2 de diciembre frente la Consejería de Agricultura en Mérida y se ha hecho un llamamiento para que ese día los trabajadores agrarios no acudan a las producciones. También han comenzado las protestas los productores agrarios, que preparan un corte de la Autovía A-5 para el próximo puente festivo. Y los ganaderos de leche llevan protestando por los bajos precio que les ofrece la industria por toda España con numerosas concentraciones en las últimas semanas.

Las organizaciones agrarias recuerdan que los costes de producción se han disparado para los agricultores y ganaderos a niveles «nunca vistos». Los piensos para el ganado se han encarecido cerca de un 30% en el último año. También son más caras las semillas (+20%); los abonos (+48%); el agua (+33%) o los plásticos que se utilizan en los cultivos de invernadero (+46%).

Hay todavía subidas mucho peores, como las que afectan al gasóleo que usan sus tractores (+73%) y a la energía eléctrica (+270%). También el SMI ha subido un 29,7% en los últimos tres años. El sector agrario denuncia que los alimentos están encareciéndose a los consumidores mientras que ellos siguen sin cubrir sus costes. «Es necesario un reparto más justo del valor de los alimentos en la cadena alimentaria», se quejan.

La patronal agraria reclama un apoyo «firme por parte de las Administraciones, a todos los niveles» y piden reunirse «de urgencia» con el ministro de Agricultura, Luis Planas, y que se articulen «medidas fiscales, económicas y políticas para proteger la producción de alimentos en España». De esta manera, aseguran que el campo es «una actividad cuyo futuro, aseguran, está en peligro por la escasa e incluso nula rentabilidad que obtienen los productores».

De esta manera, «el campo español volverá pues a las carreteras y las calles de toda España» tras el histórico proceso de movilizaciones de los ‘Agricultores al Límite» celebrado a principios de 2020 y «que sólo la pandemia logró detener». Ahora, lanzan un «SOS rural» para poner en marcha «un plan que salve al sector primario y, con él, a la principal actividad económica de los pueblos», detallan.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más