El Gobierno de Peña Nieto habría dejado crecer al Cártel Jalisco Nueva Generación, según la Fiscalía mexicana

El Gobierno de Peña Nieto habría dejado crecer al Cártel Jalisco Nueva Generación, según la Fiscalía mexicana

De acuerdo con un documento de la Fiscalía General de la República, cuyo contenido fue divulgado por Milenio, durante el sexenio anterior solo fueron capturados 225 miembros del CJNG, cifra que contrasta con las 1.099 detenciones de integrantes de Los Zetas.

El Gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018) no tuvo entre sus prioridades la detención de integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), considerada la organización criminal con mayor crecimiento y expansión de los últimos años en México. 

De acuerdo con un documento de la Fiscalía General de la República (FGR), cuyo contenido fue divulgado este viernes por el diario Milenio, durante el sexenio de Peña Nieto se capturó a 3.476 personas que tenían vínculos con los principales cárteles del narcotráfico.

Expansión del CJNG

Del total de esas detenciones, solo 225 personas fueron identificadas como integrantes del CJNG. La falta de acciones contundentes para frenar a esta organización sería uno de los principales factores de su expansión en la actualidad.

La Administración para el Control de Drogas de EE.UU. (DEA, por sus siglas en inglés) refiere que el CJNG y el Cártel de Sinaloa son las dos principales organizaciones criminales de México. En el caso del Cártel Jalisco Nueva Generación, la agencia estima que tiene presencia en 23 de los 32 estados de México y lo responsabiliza de traficar «una proporción significativa del fentanilo y de otras drogas mortales» que ingresan al territorio estadounidense.

En contraste, la Administración de Peña Nieto dio prioridad a la detención de miembros de Los Zetas (con 1.099 capturas), seguido del Cártel del Golfo (893), de los Caballeros Templarios (493) y de la organización de los Beltrán Leyva (344). 

Las 225 aprehensiones de integrantes del CJNG representaron 6,4 % del total de capturas asociadas con miembros de los principales cárteles del narcotráfico que operan en el territorio mexicano. 

El especialista en seguridad Eduardo Guerrero explicó en entrevista con Milenio que el CJNG «creció desproporcionadamente» durante la Administración de Peña Nieto, y que no fue sino hasta el último año de su gestión que se le consideró un objetivo prioritario.

«Pero en realidad, ya no hubo capacidad para debilitarlo durante el último año de Peña», dijo Guerrero.

Así, la DEA considera que el CJNG se ha podido expandir y controlar territorios estratégicos en el tráfico de drogas, incluyendo el puerto de Manzanillo (Colima), en parte gracias a la violencia empleada contra organizaciones rivales y contra «funcionarios del Gobierno mexicano».

Además del tráfico ilícito de drogas, el cártel comandado por Nemesio Oseguera Cervantes, alias ‘El Mencho’, se dedica a secuestrar y extorsionar a la población, y en los últimos años ha incrementado su participación en el millonario negocio del robo de combustible.