El Gobierno lanza su «112 inverso»: los operadores alertarán a la población en caso de catástrofe

El Gobierno lanza su «112 inverso»: los operadores alertarán a la población en caso de catástrofe

Una pandemia por una enfermedad desconocida, la covid-19; la mayor nevada sobre Madrid en décadas, con el nombre de Filomena; la erupción más duradera en La Palma desde el siglo XVII, en el volcán de Cumbre Vieja… Los últimos meses han sido abundantes en catástrofes y, a la vista por ejemplo de la frecuencia de las inundaciones en el litoral del Levante, no pueden darse por concluidas.

El Gobierno ha aprobado este martes en Consejo de Ministros su nueva Ley General de Telecomunicaciones, que trae novedades en la gestión de las emergencias, más allá de las tradicionales llamadas de acceso gratuito al teléfono 112. El proyecto normativo del Ejecutivo sienta las bases para desarrollar «un sistema de alertas públicas o 112 inverso». Así, tal y como ha expuesto el Ejecutivo, operadores de telecomunicaciones como Telefónica Movistar, Orange o Vodafone se verán obligados a «transmitir las alertas públicas en casos de grandes catástrofes o emergencias inminentes o en curso», de manera que la población reciba mensajes al respecto en sus teléfonos móviles, los haya pedido o no.

Este nuevo sistema de alertas públicas en caso de grandes catástrofes o emergencias inminentes se denomina Public Warning System (PWS) y posibilitará el envío de «avisos masivos e inmediatos a la población», a través de las redes de telefonía móvil. El Ejecutivo en este caso sigue las recomendaciones del Código Europeo de Comunicaciones Electrónicas, que aconseja a las naciones del continente que cuenten con una herramienta de este tipo a partir de junio de 2022.

Este proyecto del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, liderado por la vicepresidenta Nadia Calviño, se ha fraguado en colaboración con el Ministerio del Interior, de Fernando Grande-Marlaska, como parte de la Red de Alerta Nacional (RAN) de Protección Civil. El Plan de Recuperación que Pedro Sánchez ha enviado a Bruselas, de hecho, también contempla la creación de un sistema de estas características, dentro del apartado de Conectividad e Infraestructuras digitales.

Además, con la nueva Ley de Telecomunicaciones, los servicios de emergencias contactados a través del 112 podrán geolocalizar las llamadas para «disponer de una ubicación más precisa» de la persona afectada que les llame, tal y como ha recogido el Gobierno tras la reunión del Consejo de Ministros que ha alumbrado este Proyecto de Ley General de Telecomunicaciones.

Por otra parte, el servicio universal de telecomunicaciones se actualiza para que quede asegurado el acceso a, por ejemplo, correo electrónico, herramientas básicas de formación y educación online; a noticias, redes sociales y también a banca por internet, pero a su vez «se eliminan elementos obsoletos como las cabinas telefónicas o las guías«, que en los próximos meses desaparecerán del paisaje de España y de los hogares de sus ciudadanos.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más