El nuevo gobernador de Michoacán muestra la lujosa casa donde residían sus antecesores, que incluye una habitación blindada con una salida secreta

El nuevo gobernador de Michoacán muestra la lujosa casa donde residían sus antecesores, que incluye una habitación blindada con una salida secreta

Alfredo Ramírez Bedolla dijo que la propiedad, que calificó como «uno de los símbolos de los abusos», pasará a ser «la Casa Michoacán» y será «un espacio abierto a la cultura».

El gobernador de Michoacán, Alfredo Ramírez Bedolla, quien asumió el cargo el pasado 1 de octubre, ha expuesto al público la Casa de Gobierno, una lujosa vivienda donde residían sus antecesores y en la que ha señalado que no vivirá.

La residencia, que Ramírez ha calificado de ‘búnker’, se localiza al sur de la ciudad de Morelia, capital de Michoacán, y fue construida en 1988. Desde entonces fue habitada por 10 exgobernadores, el último de ellos Silvano Aureoles (2015-2021).

El pasado viernes, Ramírez publicó un video en su cuenta en Twitter, en el que muestra una salida secreta desde la habitación principal de la vivienda. «Miren el cuarto principal de la casa de gobierno, como les dije, yo no viviré en este búnker», escribió.

En el video se puede apreciar que el acceso al pasadizo secreto se oculta detrás de un centro de entretenimiento de madera. Una vez que se activa, este se abre y da paso a unas escaleras, por las que se desciende hacia una puerta con salida a una cancha de baloncesto.

A principios de noviembre, Ramírez abrió las puertas de la vivienda a la prensa. Se conoció que, además de la salida secreta, la habitación principal fue blindada, con vidrios antibalas y muros reforzados, reseñó Mi Morelia.

Estos trabajos de blindaje, así como el pasadizo, según las autoridades actuales, fueron hechos durante la administración anterior de Aureoles.

Dentro del área blindada hay un spa, con tinas de hidromasaje y el vestidor. La vivienda, además, cuenta con tres helipuertos, dos piscinas, canchas deportivas de tenis y baloncesto, salón para eventos privados, área de gimnasio y una decena de baños, entre otros.

Ramírez Bedolla informó que decidió no vivir en esta casa. «Este es uno de los símbolos de los abusos, de los lujos, de la frivolidad de los gobernantes. Eso se acabó. Venimos a servir al pueblo de Michoacán y no a servirnos de él», señaló.

Ahora, dijo el gobernador, la propiedad pasará a ser «la Casa Michoacán» y será «un espacio abierto a la cultura» para los michoacanos.

«No es un búnker»

Luego de la difusión en los medios, el exgobernador Aureoles dijo que esta vivienda «no es un búnker», sino que «es la Casa de Gobierno en la que han vivido otros gobernadores de Michoacán».

Asimismo, comentó que no le hizo «ni un solo arreglo» en los años que estuvo viviendo ahí: «Nada de lo que hay en esa casa se construyó en mi administración».

No obstante, un contrato gubernamental de 2020, al que tuvo acceso Aristegui Noticias, refleja un pago de 12 millones de pesos (570.000 dólares aproximadamente) a una constructora para «ampliación, mejoramiento, rehabilitación y equipamiento instalaciones deportivas, instalaciones de recreo y atención al público, helipuerto en Casa de Gobierno, en la localidad de Morelia».