Éric Abidal, de lío en lío: el trasplante de hígado, su salida del Barça y ahora vinculado a la agresión de Hamraoui

Éric Abidal, de lío en lío: el trasplante de hígado, su salida del Barça y ahora vinculado a la agresión de Hamraoui

Éric Abidal lleva seis años retirado del fútbol profesional, pero ni mucho menos del foco público. El que fuera uno de los mejores defensas (especialmente central, pero también podía jugar de lateral) de su generación ha ido pasando de una polémica a otra casi sin poder cerrar la anterior de manera definitiva.

Su nombre ahora ha aparecido en una de las historias más rocambolescas de los últimos años: la agresión a Kheira Hamraoui, jugadora del PSG. La futbolista fue golpeada por unos sicarios a la salida de una cena con varias compañeras, y se ha descubierto que Abidal puede estar implicado por la relación personal (y presuntamente íntima) que mantuvo con la centrocampista desde que ambos coincidieron en el Barcelona, él como director deportivo y ella como mediocentro del equipo femenino.

Es el último capítulo de una vida fuera del campo que da para una serie que, en ocasiones, sería del género del ‘true crime‘.

Su polémico transplante de hígado

Cuando estaba en la cumbre de su carrera, Abidal recibió una noticia que le cambió la vida: le habían detectado un cáncer de hígado. A sus 31 años tenía que parar para someterse a un tratamiento que conllevaba un trasplante.

Justo tras levantar en Wembley el trofeo de campeones de la Champions League, en 2011, entró en la lista de espera para recibir un hígado de un cádaver, pero las dudas sobre su evolución abrió una nueva posibilidad: un donante vivo. Salieron varios voluntarios de dentro de la familia y de fuera (incluso se ofreció Dani Alves, que fue descartado) hasta que el elegido fue Gérard Armand, primo hermano de la familia.

El proceso estuvo marcado por la polémica, con acusaciones de haberse saltado la lista, corrupción para conseguir el trasplante e incluso acusaciones de haber comprado, literalmente, el hígado. Se abrió una larga investigación y, al final, fue archivado el caso.

Señalado como culpable de la crisis

Cuando Josep María Bartomeu incorporó a Abidal como secretario técnico del Barcelona, pocos se esperaban que su etapa allí se cerrase de manera tan gris. Fichajes que no dieron el nivel como Arturo Vidal, Kevin-Prince BoatengMalcom o Griezmann, salidas polémicas como la de Luis Suárez o apuestas como las de Ernesto Valverde y Quique Setién para el banquillo le dejaron muy señalado. La gota que colmó el vaso fue ser señalado por el vestuario, con Messi a la cabeza, como el culpable de todo. 

En plena vorágine del verano de 2020, tras el desastre de Lisboa contra el Bayern, cayó en desgracia y fue sustituido por Ramón Planes.

Implicado en la agresión a Hamraoui

Una vez fuera del Barcelona, Abidal había sido fichado por Canal+ Francia como comentarista de los partidos de Champions League. Parecía que su vida se había calmado, pero ahora vuelve a la palestra por su relación con Hamraoui, con quien coincidió en Barcelona.

Él y su esposa Hayet están bajo sospecha de tener relación con los sicarios que le dieron una paliza a la centrocampista, al grito de «¿Es que ahora te acuestas con hombres casados?» y similar. Según su abogado, Olivier Martin, Abidal se presentará voluntariamente y responderá a todas las preguntas que se le hagan. No está ni directa ni indirectamente vinculado con la agresión»,