Estudio de un rinoceronte lanudo extinto «conservado de forma única» muestra que aún se alimentaba de la leche materna cuando murió hace 20.000 años

Estudio de un rinoceronte lanudo extinto «conservado de forma única» muestra que aún se alimentaba de la leche materna cuando murió hace 20.000 años

También se evidenció que la parte trasera de su cuerno se encontraba notablemente desgastada, probablemente debido a que el cuerno se frotaba contra la barriga de su madre cada vez que se arrodillaba para mamar.

Un grupo de científicos compartieron los primeros resultados sobre su estudio acerca del rinoceronte extinto «conservado de forma única» que vivió en la región siberiana de Yakutia hace al menos 20.000 años, según informó The Siberian Times este viernes.

Si bien los restos del extinto rinoceronte lanudo fueron encontrados el año pasado en depósitos de permafrost junto al río Tirejtiaj, en el Ártico, los estudios que llevaron a cabo fueron compartidos esta semana.

Este ejemplar de rinoceronte adolescente, con una capa de pelo espeso color avellana, un cuerno y una dentadura completa, incluso con su cerebro intacto, es un ejemplar único debido a su buen estado de conservación, considerado el mejor del mundo.

Hallazgos del estudio

Una de las peculiaridades que se encontraron fue que el animal todavía se alimentaba de la leche materna junto a una dieta de pasto ‘normal’. También se evidenció que la parte trasera de su cuerno se encontraba notablemente desgastada. Ello llevó a presuponer a los expertos que el cuerno se frotaba contra la barriga de su madre cada vez que se arrodillaba para mamar. 

«La parte delantera del cuerno también estaba bastante desgastada porque el rinoceronte lo usó para cavar tierra y nieve para buscar comida. Esto es similar al rinoceronte moderno, cuando las madres alimentan a sus crías hasta por dos años», aseguró a The Siberian Times Valeri Plótnikov, miembro del Departamento de Estudio de la Fauna Mamut de la Academia de Ciencias de Yakutia.

Este comportamiento también lo notaron en el otro ejemplar de rinoceronte lanudo, un bebé que es el único de su tipo conservado en el mundo, cuyos cueros nasales y frontales también estaban desgastados, producto de que la cría fue amamantada mientras frotaba sus cuernos contra el vientre de la madre.

El rinoceronte adolescente analizado, que debía tener entre tres y cinco años cuando murió, estaba, según dijeron los científicos, «extremadamente bien alimentado» e incluso presenta una joroba de grasa. En cuanto a las causas de su muerte, se estima que podría haber sido cazado por depredadores en el agua, donde se ahogó hace al menos 20.000 años.

Respecto a las conclusiones del estudio, los expertos se mostraron «felices de estudiarlas y compartir los resultados con el mundo», y resaltaron que ya venían trabajando con una cría, adultos machos y hembras, y ahora tienen «un adolescente».

Si te ha parecido interesante, ¡compártelo con tus amigos!