Garbiñe Muguruza, primera española en ganar las WTA Finals tras una victoria histórica ante Anett Kontaveit

Garbiñe Muguruza, primera española en ganar las WTA Finals tras una victoria histórica ante Anett Kontaveit

Garbiñe Muguruza hizo este miércoles historia al convertirse en la primera española en ganar las WTA Finals, tras vencer en la final a la estonia Anett Kontaveit por 6-3 y 7-5, y proclamarse así como la mejor tenista del año.

Muguruza, de 28 años y quinta en la clasificación mundial, logró la victoria en el torneo de maestras, que reúne a las ocho mejores jugadoras del mundo, casi tres décadas después de que Arancha Sánchez-Vicario perdiese la final de este evento en 1993 ante la alemana Steffi Graff.

Kontaveit salió adelante en su primer juego de saque, pese a dos dobles faltas que desvelaron su nerviosismo en el partido más importante de su carrera, causa de 22 errores no forzados, aprovechados por la española.

Veloz, con desplazamientos por toda la cancha y un 63% de puntos ganados con el primer servicio, Garbiñe presionó y en el tercer juego rompió, aunque no pudo confirmar y el duelo se igualó 2-2.

Muguruza marcó el rumbo del set en el séptimo juego; con la pizarra 30-40, Kontaveit estrelló una pelota en la red y la española hizo el quiebre que le dio la victoria en el primer parcial.

Para el segundo, otra vez Muguruza se vio mejor, pero Anett jugó más paciente, apostó a mantener su saque, salvó un break en el sexto juego y rompió en el séptimo para tomar una ventaja de 4-2 que aumentó a 5-3 con su servicio.

La española se recuperó con todo en contra, mantuvo su juego de saque y rompió el servicio en el décimo juego, lo que ejerció presión sobre la rival, que desapareció en el duodécimo juego, en el que la española barrió para imponerse por 7-5.

El triunfo es el más importante de la carrera de Garbiñe en los últimos cuatro años, después de ganar el Roland Garros en el 2016 y Wimbledon, en el 2017.

Este mismno miércoles las checas Barbora Krejcikova y Katerine Siniakova ganaron el título en dobles al derrotar por 6-3, 6-4 a la taiwanesa Su-Wei y la alemana Elise Mertens.

El torneo Akron WTA Finals, que movió una bolsa de premios de cinco millones de dólares, se jugó en cancha dura en Guadalajara, México, a 1.566 metros sobre el nivel del mar, lo que aumentó el reto de las jugadoras, con dificultades para controlar las pelotas que volaron más de lo usual a nivel del mar.

Deja una respuesta