General emiratí acusado de «tortura y barbarie» apunta al máximo cargo de la Interpol

General emiratí acusado de «tortura y barbarie» apunta al máximo cargo de la Interpol

Eurodiputados ya han advertido que, de ser electo Ahmed Nasser Al-Raisi, se «socavaría la reputación» del organismo internacional.

La Asamblea General de la Interpol se reunió este martes 23 de noviembre en Estambul (Turquía) previo a la elección de su próximo presidente que tendrá lugar el jueves. Los candidatos son solamente dos, una es la checa Sarka Havrankova y el otro es el general emiratí Ahmed Nasser Al-Raisi, sobre quien pesan denuncias por participación en violaciones a los derechos humanos, incluidas la tortura y secuestro, informa AFP.

«La elección del general Al-Raisi socavaría la misión y la reputación de Interpol y afectaría gravemente la capacidad de la organización para llevar a cabo misiones con eficacia», escribieron tres eurodiputados en una carta enviada el 11 de noviembre a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

Por otra parte, en octubre del año pasado, 19 organizaciones no gubernamentales, entre ellas Human Rights Watch, ya habían manifestado su preocupación por la posible elección del jefe de las fuerzas de seguridad de Emiratos Árabes Unidos, al que describieron como «parte de un aparato de seguridad que continúa atacando sistemáticamente a críticos pacíficos».

«Actos de tortura y barbarie»

En tanto, la organización Gulf Center for Human Rights acusó al general emiratí de cometer «actos de tortura y barbarie» contra el crítico del Gobierno Ahmed Mansoor, quien en 2017 permaneció detenido en una celda de cuatro metros cuadrados «sin colchón ni protección contra el frío», ni «acceso a un médico, higiene, agua e instalaciones sanitarias».

La postulación de Al-Raisi también desató críticas de personas que estuvieron presas. Una de ellas es el estudiante británico Matthew Hedges, quien al realizar un viaje para hacer su tesis doctoral fue detenido por espionaje en Abu Dhabi y permaneció encarcelado entre mayo y noviembre de 2018. Pese a ser condenado a cadena perpetua, finalmente fue indultado.

Según una denuncia presentada por el afectado ante un tribunal de Londres, llegó a ser interrogado hasta 15 horas por día y fue obligado a ponerse esposas en los tobillos. Además, pasó noches de insomnio, sufrió trastorno de estrés postraumático y dependencia de un cóctel de drogas que le fueron suministradas en la cárcel. Por todo eso, el estudiante pretende recibir una compensación económica de entre 200.000 y 350.000 libras esterlinas (unos 267.000 a 467.000 dólares).

La defensa 

Frente a las distintas acusaciones, autoridades emiratíes aseguraron que el general Al-Raisi «es un destacado profesional con 40 años de experiencia en el ámbito de la policía comunitaria y nacional».

«Como presidente de Interpol, seguirá trabajando para proteger a las personas, mejorar la seguridad de las comunidades y proporcionar a los organismos encargados de la aplicación de la ley de todo el mundo las últimas herramientas en la lucha contra las redes delictivas sofisticadas», agregaron.

Deja una respuesta