Junior Messias, el exrepartidor de neveras que ha complicado la vida al Atlético en Champions

Junior Messias, el exrepartidor de neveras que ha complicado la vida al Atlético en Champions

El Milan logró vencer al Atlético de Madrid en los últimos y decisivos minutos de su visita al Wanda Metropolitano, tras un asedio a la meta de Oblak con el objetivo de mantener con vida al equipo italiano en la Champions.

Lo consiguió gracias a un gol de Junior Messias, un futbolista que, hasta hace apenas seis años, ni siquiera era profesional. 

Nació en Belo Horizonte, Brasil, en 1991 y con 20 años llegó con su familia a Italia buscando una vida mejor. Messias siempre había jugado al fútbol, especialmente de niño, pero no era una salida viable para ganarse la vida y sacar a su familia de la pobreza por lo difícil que resulta llegar a la élite.

Así que decidió trabajar en lo que podía, como repartidor de electrodomésticos, un oficio que ejerció en Italia hasta que dio el salto en el fútbol:

«Cuando llegué a Italia sólo trabajaba. Aprendí de mi padre. Puedo hacer un poco de todo: albañil, electricista… Y cuando estaba jugando en el Sport Warique me ofrecieron ir al Fossano, pero no me garantizaban un salario adecuado para mantener a mi familia y preferí seguir rompiéndome la espalda llevando electrodomésticos», explica él mismo.

Siguió jugando de manera amateur hasta que en 2015 se fijaron en él en la Eccellenza, un equipo de la quinta división italiana, donde se salió y que le sirvió de lanzadera hacia el Crotone, equipo de Serie B en el que lideró el ascenso en la 2019-2020. Y ahí llegó el Milan, cuando Messias ya tenía 29 años.

Su explosión en segunda y su buen papel con el Crotone en la máxima categoría llevaron a uno de los clubes más importantes del mundo a hacerse con sus servicios. 

«Hice muchos sacrificios y nunca es tarde. He llegado al Milan con casi 30 años, así que todo es posible», dijo en su día.

Ahora es el héroe de todos los rossoneri que vieron cómo con su gol sus aspiraciones en Champions aún se mantienen vivas: «Ha sido la noche más bonita de mi carrera, pero espero que vengan otras como ésta», dijo este miércoles el jugador, consciente de la magia de su historia. 

Deja una respuesta