La empresa de Steve Wozniak, que busca ser el «Google Maps del espacio», lanzará sus propios satélites para estudiar y mapear la basura espacial

La empresa de Steve Wozniak, que busca ser el «Google Maps del espacio», lanzará sus propios satélites para estudiar y mapear la basura espacial

Privateer planea construir y analizar un enorme conjunto de datos sobre escombros que reúna información de diversas fuentes. Para ello, comprará una parte de esta información y reunirá aún más utilizando sus propios satélites.

La ‘startup’ Privateer, del cofundador de Apple Steve Wozniak, ha anunciado que lanzará sus propios satélites para estudiar y mapear la basura espacial.

Esta empresa con sede en Hawái (EE.UU.), quiere clasificar como nunca antes la creciente cantidad de basura espacial. Para ello, incorporará una serie de datos, entre los que se incluyen la información obtenida por colaboración abierta y las observaciones realizadas por su propia flota de satélites.

«Creo que estamos considerando varios cientos de satélites», declaró a Space Moriba Jah, asesor científico jefe de Privateer. «No lanzaremos todos esos cientos de satélites a la vez; los iremos construyendo paulatinamente», agregó.

Basura espacial en aumento

Los desechos orbitales ya son rastreados por varias organizaciones, entre ellas el Ejército estadounidense y empresas privadas como LeoLabs. Sin embargo, Privateer quiere contribuir a estos esfuerzos y ayudar a potenciarlos, creando finalmente el «Google Maps del espacio», como indicó el cofundador de la empresa, Alex Fielding, a TechCrunch el mes pasado.

A pesar de la gran cantidad de satélites recolectores de desechos, los expertos alertan que la órbita terrestre se está contaminando de forma alarmante. Según indica la Agencia Espacial Europea (ESA) la órbita de nuestro planeta alberga al menos 36.500 trozos de basura más grandes que una pelota de béisbol (más de 10 centímetros de ancho). Asimismo, es probable que haya alrededor de un millón de fragmentos de escombros de entre 1 y 10 centímetros de diámetro.

El problema de los desechos podría agravarse considerablemente en un futuro próximo, ya que la órbita terrestre está a punto de llenarse de actividad humana. Varias empresas planean montar enormes constelaciones de satélites de transmisión de Internet, como SpaceX, que busca lanzar unos 12.000 para su red Starlink.

La empresa de Wozniak planea construir y analizar un enorme conjunto de datos sobre escombros que reúna información de diversas fuentes. Para ello, comprará una parte de esta información y reunirá aún más utilizando sus propios satélites, indicó Jah. El primero de esos satélites está previsto que se lance en febrero del próximo año.

Esta información dará lugar a mucho más que un censo de basura espacial, si todo va según lo previsto. La empresa pretende también caracterizar los objetos de desecho, determinando su tamaño, forma y velocidad de giro, entre otras características.

Deja una respuesta