Las claves de la desaparición de Peng Shuai: sus acusaciones, una sospechosa carta y la conmoción del tenis

Las claves de la desaparición de Peng Shuai: sus acusaciones, una sospechosa carta y la conmoción del tenis

Hace ya dos semanas que la tenista china Peng Shuai denunció en redes sociales haber sido violada por el exvicepresidente de su país, Zhang Gaoli, y todavía no se ha vuelto a saber de ella. Un mensaje que tan solo duró 20 minutos publicado en la red social Weibo, equivalente a Twitter, antes de que fuese censurado pero que ha levantado un enorme revuelo a nivel mundial.

Shuai afirmó que Gaoli, vicepresidente chino entre 2012 a 2017, le forzó a tener relaciones sexuales y, ante la censura de Weibo, difundió su comunicado a través de mensajes privados. Los medios internacionales se hicieron eco de las graves acusaciones llevadas a cabo por la tenista a uno de los máximos mandatarios de su país, levantando también sospechas de la censura en China.

Una semana después, en la que se le intentó contactar para conocer más detalles sobre lo ocurrido, se comenzó a sospechar de su posible desaparición. Sin embargo, en plena polémica y silencio de Shuai tras varios días sin dar señales de vida, el pasado 17 de noviembre el medio CGTN, afiliado al gobierno estatal, publicó una carta presuntamente redactada por la tenista en la que, supuestamente, retiraba las acusaciones y aseguraba estar bien.

«Hola a todos, aquí Peng Shuai. Tras ver las noticias que se han publicado en la web oficial de la WTA, el contenido no ha sido confirmado o verificado por mí y se ha publicado sin mi consentimiento. Las noticias que se han publicado, entre ellas la acusación de agresión sexual, no son verdad. No estoy desaparecida ni insegura. He estado descansando en casa y todo está bien. Gracias de nuevo por preocuparos por mí. 

Si la WTA publica más noticias sobre mí, por favor, verificadlas antes conmigo y publicadlas con mi consentimiento. Como tenista profesional, os agradezco todo el apoyo y consideración. Espero promocionar el tenis chino con todos vosotros si tengo la oportunidad en el futuro. Espero que el tenis chino siga mejorando. Una vez más, gracias por vuestra consideración».


Todo ello no hizo más que levantar más sospechas alrededor de la desaparición y multiplicar el revuelo provocado. El señalamiento a la WTA provocó la respuesta de la organización, con el CEO Steve Simon expresando una preocupación mayor que se ha trasladado a la opinión general. 

El asunto ha llegado en los últimos días a las redes sociales, donde diversas personalidades del mundo del tenis han comenzado la campaña #WhereIsPengShuai para hacer de altavoz y dar a conocer el caso de la tenista china, que fue número 1 del mundo en dobles. Jugadoras como Serena Williams o Naomi Osaka, o hasta Gerard Piqué se han unido a esta iniciativa para intentar destapar lo ocurrido con Shuai.

De hecho, el caso ha trascendido ya al mundo del deporte y organizaciones internacionales han pedido a China explicaciones. Amnistía Internacional y la ONU han pedido a Xi Jinping que demuestre el paradero y que se investigue su desaparición, ante el silencio del gobierno.

Este escándalo puede pasarle factura al gigante asiático en la víspera de albergar un gran evento internacional como son los Juegos Olímpicos de Invierno que se celebrarán en Pekín en febrero de 2022, que vienen cargados de polémica. Si Joe Biden ya confirmó recientemente que EE UU está evaluando un boicot diplomático por las violaciones de derechos humanos en el Tíbet, falta por ver si el COI u otras organizaciones de peso toman cartas en el asunto por la deportista.

De entrada, el presidente del comité organizador de los JJ OO de París 2024 y tricampeón olímpico, Tony Estanguet, ha expresado su preocupación por la situación. «Estuvimos en los Juegos de Pekín y Londres juntos. Hoy, como toda la comunidad deportiva, estoy inquieto por Peng Shuai. Pedimos la mayor transparencia para esta situación», escribió.