Los fondos de CitizenGo que promueve iniciativas antivacunas en Rusia se duplicaron con el inicio de la pandemia

Los fondos de CitizenGo que promueve iniciativas antivacunas en Rusia se duplicaron con el inicio de la pandemia

La organización con sede en Madrid lanzó en Rusia dos peticiones contra las medidas anticovid mientras las autoridades tratan de impulsar la campaña de vacunación.

La organización CitizenGo con raíces en España, conocida en Rusia como una plataforma de peticiones en línea, prácticamente duplicó su financiación en 2020 en comparación con el año 2019, sin mencionar de dónde obtuvo tanto dinero. En 2019 la entidad recibió un total de 2.420.299 euros (unos 2.716.000 dólares), mientras que el año pasado la suma constituyó 4.126.217 euros (4.630.000 dólares).

Más del 86 % de los fondos recaudados —1.720.061 euros (1.930.000 dólares)— se destinaron a la organización de las «campañas». Entre las peticiones lanzadas por la organización en los últimos meses en Rusia figuran dos contra las medidas anticovid que fueron de autoría de los propios representantes de CitizenGo o personas afiliadas.

En su página web, CitizenGo afirma que su actividad es financiada «totalmente por pequeñas donaciones a través de Internet que hacen miles de ciudadanos en todo el mundo» y que «bajo ninguna circunstancia recibe apoyo financiero de estructuras gubernamentales o empresas comerciales», como tampoco se lucra mostrando publicidad en su portal.

Sin embargo, lo que llama la atención es la proporción de las donaciones regulares (como mensuales, por ejemplo) en comparación con las transacciones únicas, que constituyen la mayor parte de los ingresos de la entidad. Según sus propios datos, en 2020 las donaciones regulares fueron el 25,95 % del total, mientras que el 74,05 % restante fueron pagos únicos de seguidores desconocidos de la plataforma.

En la versión rusa del sitio web de la organización se puede hacer contribuciones con una tarjeta bancaria o PayPal, y además del número de la tarjeta se exige introducir también los datos personales, como el nombre y apellido, la dirección, el código postal y el correo electrónico.

CitizenGo, constituida en 2013 por la asociación ultraderechista HazteOír, apareció en Madrid como una fundación de corte ultraconservador que apoya la institución de la familia y promueve la vida y la libertad. Según una investigación de WikiLeaks, CitizenGo busca recaudar grandes sumas de dinero e «influir en la política a alto nivel». De hecho, sus donaciones de «grandes fortunas» hicieron posible la creación del partido de extrema derecha VOX en España.

Además, reportes vincularon a ambas entidades con El Yunque, una sociedad ultracatólica mexicana y semillero de militantes que antes era clandestina y que sigue activa a día de hoy. Entre sus objetivos, El Yunque priorizó «defender la religión católica y luchar contra las fuerzas de Satanás, así sea mediante la violencia o el asesinato», escribió Álvaro Delgado en su libro sobre el grupo titulado ‘El Yunque: la ultraderecha en el poder’.

HazteOír trató de desvincularse de ese nexo. En todo caso, tras una serie de sus escandalosas acciones ultraderechistas, en 2019 el Ministerio del Interior de España anuló la declaración de interés público concedida a la organización en 2013, privándola de beneficios fiscales.

Deja una respuesta