¿Por qué los jubilados de Reino Unido ya no compran casas en España?

¿Por qué los jubilados de Reino Unido ya no compran casas en España?

¿Dónde compran casa los extranjeros en España? Los alemanes acaban con la hegemonía británica en el ‘ladrillo El Brexit supera a la pandemia en la afección a la compraventa de viviendas por parte de británicos

En España hay unos 360.000 británicos empadronados. Durante muchos años nuestro país ha sido la segunda residencia predilecta de los jubilados de Reino Unido en busca de buen clima, mejor gastronomía y un nivel de vida de mayor calidad gracias a la fortaleza de sus pensiones en libras esterlinas. Sin embargo, esta situación ha cambiado y tiene difícil solución. ¿La causa? El Brexit y el Covid-19.

Ambas situaciones han limitado los planes de futuro de muchas familias en el Reino Unido. Ya no invierten tanto en ladrillo en España como antes y los que había, residentes desde hace décadas, están poniendo a la venta sus hogares. Por ahora, según los expertos, es solo un «goteo», pero la fuga puede ir a más.

La marcha de Reino Unido de la Unión Europea acabó también con la libre circulación de sus ciudadanos por Europa en 2021. Desde entonces se limita a 90 días el tiempo máximo que pueden permanecer en España de forma continuada y cuando vuelvan a Reino Unido deberán pasar otros 90 días antes de poder regresar de nuevo a territorio español.

Sí, la primera excepción para permanecer más tiempo sería solicitar un visado. Desde 2021 los británicos jubilados o no trabajadores en el país pueden solicitar non lucrative visa, al igual que los ciudadanos de otros países que no pertenecen a la Unión Europea. Así, podrán estar en el país más de seis meses de forma continuada. Se les exige la posesión de medios económicos suficientes y ser titular de un seguro médico privado.

Desde 2013 está vigente el visado para inversores, más conocido como Golden Visa, que permite vivir en España durante dos años siempre que disponga de un patrimonio inmobiliario que supere los 500.000 euros. Una vez terminado el plazo del permiso se puede renovar con una mayor facilidad que un visado tradicional.

Frente a otros destinos europeos que se exige una residencia de seis meses, en España este documento solo requiere visitar una vez al año el suelo español. Formato que puede permitir una mayor flexibilidad de movimientos para la colonia inglesa. En este caso, el corte de acceso son los 500.000 en patrimonio.

La entrada en funcionamiento del Brexit ha supuesto una pérdida de poder adquisitivo para los residentes británicos fuera de Reino Unido. Se estima que la libra esterlina frente al euro ha caído en las últimas dos décadas hasta un 27%. Antes una pensión inglesa de 1.000 libras suponía al cambio 1.636 euros, pero ahora no llega a los 1.200 euros.

Preferentemente la venta de casas e inmuebles de las zonas residenciales de la Costa Blanca en Alicante, Costa del Sol en Málaga y las Islas Canarias.

La tendencia a la baja del interés del mercado británico por la compra de vivienda en España se confirmó en el tercer trimestre de 2021. Según los datos oficiales del Colegio de Registradores, el mercado alemán con un 10,77% superó a los residentes de Reino Unido que sumó un 10%. Un cambio de tendencia que cobra más fuerza si se compara con las cifras de 2010 en las que la comunidad británica representaba el 35% de las compras de viviendas por parte de extranjeros en España.

En lo que va de 2021, tras alemanes y británicos, también destaca el interés de nuevos residentes como los franceses (7,82%) y también de los marroquíes (6,55%).

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Deja una respuesta