Quincy Promes, ex del Sevilla, es acusado de intentar matar a un familiar en una fiesta

Quincy Promes, ex del Sevilla, es acusado de intentar matar a un familiar en una fiesta

Nuevos problemas con la justicia de Quincy Promes, exfutbolista del Sevilla. El extremo neerlandés ha sido acusado recientemente de intento de homicidio por un presunto apuñalamiento a un primo suyo en julio de 2020. Ahora, la Fiscalía se ha posicionado contra el futbolista después de ser puesto en libertad en diciembre del pasado año.

“El apuñalamiento tuvo lugar después de una fiesta familiar en Abcoude, a fines de julio de 2020, y la víctima, un primo del sospechoso, sufrió graves lesiones en una rodilla”, informó la Fiscalía en un comunicado. Así, Promes puede enfrentarse a una condena de hasta cuatro años de prisión por lo ocurrido hace más de un año.

De Telegraaf ha ofrecido recientemente más detalles de lo ocurrido y ha explicado que se encaró con su primo con un cuchillo, acusándolo de robarle dinero a otro familiar. Fueron el resto de invitados los que lograron que el enfrentamiento no fuese a más y terminase en tragedia. 

En diciembre del pasado año la policía detuvo a Promes tras recibir más pistas sobre lo ocurrido y fue interrogado durante dos días, pero terminó siendo puesto en libertad, negando los hechos. Ambas partes intentaron llegar a un acuerdo económico, sin éxito alguno. 

Desde entonces, su carrera solo ha ido cayendo en picado. Primero, el Ajax le vendió unas semanas después de que trascendiese su escándalo al Spartak, por la mitad de lo que lo fichó un año antes. Más tarde, Van Gaal, seleccionador de los Países Bajos, también le excluyó de las convocatorias hasta que no solucionse sus problemas con la justicia.