Sandra Sánchez y María Torres, campeonas del mundo de karate; Damián Quintero, plata de nuevo

Sandra Sánchez y María Torres, campeonas del mundo de karate; Damián Quintero, plata de nuevo

Dos campeonas y un subcampeón son el balance que, a falta de una jornada, ha dejado el campeonato del mundo de karate de 2021.

Sandra Sánchez ha cumplido las expectativas y se ha proclamado campeona del mundo de kárate de katas en Dubai, reeditando el que logró hace dos años en Madrid. La española ha completado así su 2021 perfecto, en el que se ha proclamado campeona de España, de Europa y Olímpica.

La japonesa Hikaru Ono no pudo con el empuje de una kata de la española que realizó de manera casi perfecta. Con el seleccionador (y su marido) Jesús del Moral muy pendiente desde el lateral, Sánchez confirmó una vez más que no tiene rival posible en la actualidad.

La talaverana realizó la kata Chatanyara Kushanku con una puntuación de 28.46 puntos, frente a la kata Papuren de Ono, que fue calificada con 27.42 puntos. Sánchez superó a la japonesa tanto en la parte técnica, 19.88 para la española y 19.32 para la japonesa, como en la atlética, 8,58 por 8.1,

Damián Quintero no pudo acompañarle en lo más alto del podio. El andaluz volvió a caer con el japonés Ryo Kiyuna, que ya le dejó sin el oro en los Juegos de Tokio. De nuevo, los jueces consideraron la técnica del vigente campeón olímpico muy superior al del español y tuvo que conformarse con la plata.

El tricampeón del mundo volvió a ser superior, en este caso en todas las disciplinas. Quintero fue calificado con 26.66 puntos en la misma kata ‘Ohan Dai’ que también ejecuto Kiyuna, calificado con 28.38.

Tanto en la parte técnica, 19.74 por 18.62, como en la atlética, 8.64 por 8.04, el japonés fue calificado más alto por los jueces.

El broche de oro para la delegación española en las finales de este sábado lo puso María Torres. La malagueña se proclamó campeona del mundo de kumite en una tensa final en la categoría de +68kg frente a la egipcia Menna Shaaban Okila, que la llevó al límite.

Un ippon que le permitió avanzar 4-1 en la puntuación fue suficiente como para tomar confianza en un combate que se decidió al final por 5-4. 

A sus 24 años, Torres ve premiado así su esfuerzo y capacidad de superación en un año que ha sido difícil para ella, ya que se quedó fuera de los Juegos Olímpicos por muy poco y a solo unos días de la cita de Tokio. Habida cuenta que el kárate se ha caído del programa de París 2024, salvo cambio de última hora, perdió su única oportunidad de lograr algo grande en unos Juegos algo que, a la vista está, podría haber logrado.