Un juez de EE.UU. levanta los cargos contra cuatro afroamericanos acusados falsamente de violar a una adolescente blanca en 1949

Un juez de EE.UU. levanta los cargos contra cuatro afroamericanos acusados falsamente de violar a una adolescente blanca en 1949

Algunos familiares de los exonerados estuvieron presentes en la audiencia de este lunes para ver cómo se hacía justicia más de siete décadas después.

Un juez de circuito del condado de Lake (Florida, EE.UU.) ha exonerado formalmente a los cuatro afroamericanos conocidos como ‘Groveland Four’ que fueron acusados falsamente en 1949 de violar a una adolescente blanca.

Charles Greenlee, Walter Irvin, Samuel Shepherd y Ernest Thomas tenían entonces entre 16 y 26 años, cuando Norma Padgett, de 17 años, los acusó de haberla violado en la ciudad de Groveland, informa NBC News.

Padgett sostuvo en su pleito que ella y su marido regresaban a casa en su coche, cuando fueron atacados por los cuatro hombres, que la habrían secuestrado y luego violado a punta de pistola. Tras estas alegaciones, la comunidad de Groveland se sumió en caos: una muchedumbre liderada por el sheriff del condado de Lake, Willis McCall, halló a Thomas dormido en un pantano y dispararon contra él más de 400 veces.

Mientras, Greenlee, Irvin y Shepherd fueron detenidos y luego sentenciados por jurados de composición completamente blanca. Sin embargo, Thurgood Marshall, que luego se convirtió en el primer juez afroamericano de la Corte Suprema, ayudó a Irvin y a Shepherd a conseguir que sus casos fueran reexaminados.

Acribillados y condenados

En 1951, el mismo sheriff McCall abrió fuego contra ambos mientras eran trasladados para una audiencia en el marco de la revisión de sus condenas. McCall mató a Shepherd e hirió a Irvin, pero alegó que los inculpados habían tratado de fugarse.

Pese a la reclamación y las declaraciones de un oficial de FBI sobre la fabricación de las acusaciones, Irvin fue condenado a la pena capital. Salió bajo libertad condicional en 1968 y murió un año más tarde. En cuanto a Greenlee, lo condenaron a cadena perpetua, fue puesto en libertad condicional en 1962 y vivió hasta 2012.

En 2017, el órgano legislativo de Florida pidió disculpas formalmente a las familias de los ‘Groveland Four’. Dos años más tarde, el gobernador Ron DeSantis expidió clemencias póstumas, mientras que la Oficina de Investigación del estado puso en marcha una revisión del asunto.

Así, el procurador Bill Gladson habló con Broward Hunter, nieto de Jesse Hunter, el fiscal que investigó el presunto delito, quien indicó que su abuelo y un juez encargado del caso creían que no se produjo ninguna violación. En el marco de la indagación Gladson testeó en un laboratorio los calzoncillos de Irvin, pero no encontró muestras de semen, aunque los miembros del jurado estaban convencidos en lo contrario. 

Reacción de familiares

Algunos familiares de los exonerados estuvieron presentes en la audiencia de este lunes para constatar cómo se hacía justicia más de siete décadas después. «Espero que esto sea un comienzo, porque mucha gente no tuvo esta oportunidad. Muchas familias no tuvieron esta oportunidad», afirmó Aaron Newson, sobrino de Thomas, citado por New York Post.

Carol Greenlee, hija de Charles Greenlee, se echó a llorar y cayó en los brazos de quienes estaban cerca de ella, cuando el juez levantó formalmente las imputaciones. «Si sabes que algo es correcto, tienes que defenderlo», declaró después.

Deja una respuesta