Una juez investiga si el fondo de inversión Portobello creó una doble contabilidad para engañar a sus socios en clínicas dentales

Una juez investiga si el fondo de inversión Portobello creó una doble contabilidad para engañar a sus socios en clínicas dentales

El Juzgado de Instrucción número 49 de Madrid investiga la existencia de una supuesta doble contabilidad en el fondo de inversión Portobello. Uno de los socios del compendio de clínicas dentales Vivanta, participado por la sociedad de capital riesgo, ha puesto a disposición del juez un correo electrónico que fue remitido por error por un empleado y en el que supuestamente se refleja la falsa contabilidad con la que se disminuían los ingresos para eludir pagos. De esta forma, Portobello habría simulado ante los vendedores de centros dentales estar en pérdidas o registrar beneficios mínimos para escamotearles el pago de cantidades sucesivas vinculadas a la marcha del negocio.

Según el denunciante, uno de los vendedores de clínicas a Portobello, recibió el 16 de diciembrede 2019 un correo electrónico que le remitió un empleado del Grupo Vivanta, bajo el control del fondo de inversión. En esta documentación aflora que las clínicas dentales registraban unos ingresos reales de 492.884 euros frente a los 320.000 declarados frente a terceros. Junto a este mail ha sido aportado otro en el que el remitente pide que no sea aflorado el documento en cuestión porque estaba en juego su puesto de trabajo y el futuro de su familia.

El juzgado mantiene abierta una investigación por estafa por la adquisición por parte de Portobello del grupo Health Gestión abonando la mitad de su precio de mercado a través de una «operativa engañosa». A la vista de la querella interpuesta por el vendedor, la Fiscalía Provincial de Madrid ha señalado que debe ser investigada la supuesta «manipulación de los balances con el objeto de no abonar» al denunciante el precio que se había acordado.

En esta línea el Ministerio Público destaca un peritaje aportado en la causa por el denunciante en el que se reseñan mecanismos como los de «aumentar el gasto» para «desplazar los beneficios en diferentes ejercicios contables». Pero también un contra informe aportado por Portobello y elaborado por KPMG en el que se alude al «incremento» real de los costes y a la «evolución a la baja del negocio de las clínicas». Pero, en ningún caso, a la «manipulación de la información».

A la vista de sendos dictámenes, la Fiscalía ha solicitado la ratificación de los informes periciales en sede judicial para someterlos a «contradicción» para poder determinar si realmente se ha producido una «manipulación» como sostiene el denunciante o ante una simple «interpretación de la contabilidad o un incremento justificado de los gastos».

No obstante, la juez que instruye el caso ha abierto diligencias contra los responsables de Portobello y cita al representante legal de las sociedades Portobello Capital y Cartera Vivanta el próximo 13 de enero. Al mismo tiempo, exige una copia del contrato de compraventa de las clínicas dentales.

Portobello ha reaccionado en su defensa negando la veracidad del correo electrónico con la supuesta doble contabilidad y tildando el relato del denunciante de «manipulado y falaz». Asimismo, le acusa de urdir un «chantaje» contra la compañía y le atribuye un delito de extorsión al asegurar que le exigió 80.000 euros a cambio de retirar sus demandas.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Deja una respuesta